Esta época de cuarentena, que nos mantiene en nuestros hogares durante todo el día, puede hacernos notar algunas cuestiones que no vemos a diario, tal vez, porque en esos momentos normalmente no estamos en nuestra casa.

Entre esas situaciones se encuentran las actividades de los vecinos, sus ruidos y nuevas experiencias que pueden llevarnos a colmar la paciencia y la tolerancia desencadenando alguna desavenencia.

Creemos que es de vital importancia aprender a detectar un conflicto latente y solucionarlo antes de que se produzca una escalada en el mismo, evitando la violencia a la que puede llevar esta situación.

Por esto mismo, ponemos a disposición una clase con técnicas útiles para detectar emociones y resolver conflictos latentes con nuestros vecinos.